Add to favourites
News Local and Global in your language
19th of November 2018

Hombre



Nadie está diciendo que Mecano sean homófobos, pero los tiempos han cambiado

Todo empezó cuando María, concursante de OT2018, propuso cambiar la palabra "mariconez" por "gilipollez" en la letra de 'Quédate en Madrid', de Mecano, canción que le ha tocado interpretar esta semana. José María Cano, autor del tema, se ha negado a que lo cambien en pleno debate sobre la conveniencia del uso de esta palabra. Ya no es sólo una cuestión de cambiar una palabra de una canción puntual de hace tres décadas, es cuestión de darse cuenta de que los tiempos han cambiado. Esta es la juventud de la que deberíamos sentirnos orgullosos en 2018.

Decir 'mariconez' es peyorativo. En 2018 y en 1988, lo mires por donde lo mires. No es un adjetivo cualquiera, es un adjetivo construido a partir de una condición sexual a la que se asocian connotaciones objetivamente negativas, como “tontería, bobada, estupidez, y hasta cursilería”, supuestos “sinónimos” (sin serlo) que Ana Torroja utilizaba en uno de sus tuits por el debate que se ha generado esta semana por una de sus canciones.

El pasado jueves, la academia de Operación Triunfo asignaba a dos de sus concursantes (María y Miki) la canción 'Quédate en Madrid', de Mecano. En su letra se incluye la frase “Siempre los cariñitos me han parecido una mariconez”, frase que a María, una de las encargadas de interpretar el tema, le hace sentir incómoda y pide un cambio: de mariconez a gilipollez (que viene a ser lo mismo pero sin la ofensa que supone a un colectivo que a día de hoy sigue luchando por sus derechos). Después de consultar, Noemi Galera les comunica que: “Nos dice [Ana Torroja] que Mecano siempre ha estado a favor de la diversidad sexual, que hace 30 años de esta canción y que, obviamente, el término 'mariconez' jamás lo han cantado como un insulto. En cualquier caso, si vosotros queréis cambiar esa palabra, por favor, que no utilicéis gilipollez y que sea estupidez, porque gilipollez queda como muy basto”. Dicho queda, hasta el sábado, cuando se sucede el primer pase de micros –lo que viene siendo un examen parcial de toda la vida, pero cantando–. La organización debe contactar al autor de la canción, José María Cano, para autorizar el cambio y la respuesta es no, que no se cambia y punto. Así que tendrán que decir mariconez.

Mientras los chicos asumen de forma madura que tendrán que decir la incómoda palabra mientras dejan bien claro que están en contra de ella, las banderas de la defensa al mítico grupo español no paran de enarbolarse como si el agravio fuera aún mayor de lo que es:

“Mecano, tanto como grupo, como cada uno por separado, siempre ha defendido la diversidad, el amor libre, la libertad de expresión y un largo etc, y además tiene uno de los himnos más bellos escritos nunca defendiendo el amor homosexual: Mujer contra mujer” - Ana Torroja

“Mecano siempre ha estado a favor de la diversidad sexual, que hace 30 años de esta canción y que, obviamente, el término 'mariconez' jamás lo han cantado como un insulto” – (supuestamente) Ana Torroja en boca de Noemí Galera.

No debemos confundir conceptos. En ningún momento se ha dicho que Mecano (o cualquiera de sus componentes) sea homófobo, que no defiendan la diversidad cultural o que no hayan sido revolucionarios y pioneros en la defensa del colectivo homosexual. Nada más lejos de la realidad. No es una cruzada en contra de Mecano, sino un aplauso sin condición a la decisión de María de no callarse y expresar que algo le hace sentir incómoda, un algo que a todos nos debería hacer sentir incómodos. Un acto que, si extrapolamos, es igual de revolucionario que lo que Mecano representó en los 80.

Resulta curioso pensar que mejor decir estupidez porque gilipollez es muy basto, pero pocos vean lo destructivo de mariconez. Sí, “esto es una mariconez” es una frase hecha, pero cuando se ha construido con connotación negativa a partir de un colectivo tachado de “más débil” por el simple hecho de tener una preferencia sexual, la cosa cambia. “María no es una exagerada: María es una mujer con empatía”, como decía Roy Galán. No se está pidiendo que se cambie la canción de Mecano de 'Quédate en Madrid', que es de 1988 y, por cuestiones sociales, no se entiende como un ataque, pero sí que se modifique la versión que se hará en 2018. El pasado es pasado, y no lo podemos reescribir, pero sí podemos hacerlo con el presente que vivimos. Hubiese sido la oportunidad perfecta de decir “eh, tenéis razón, gracias por abrirnos los ojos y ser ejemplo para las nuevas generaciones”, como hizo Noemí Galera al comunicarles la negativa de modificación de Cano. Mariconez puede que no se escribiera como dañino hace treinta años (porque el momento cultural no lo veía como tal), pero lo cierto es que lo es, y lo es más hoy en nuestro lenguaje y en nuestra cultura.

No hay nada de malo en cuestionarse cosas, desaprender otras y aprenderlas de nuevo desde una nueva perspectiva. Al fin y al cabo, dicen que rectificar es de sabios, así que no encontramos la razón para no hacerlo en este caso. Debemos eliminar la ponzoña que corre por debajo de nuestra piel por asunciones sociales que hemos asentado a lo largo del tiempo y hemos dejado pasar. Está en nuestra mano construir esas nuevas realidades sociales, darles voz y escribir un nuevo capítulo de la historia, como tantas otras veces ha hecho Operación Triunfo.

“Llevo treinta años escuchando esta canción y el 'mariconez' lo tengo incrustado en el disco duro.  Nunca me había planteado que podía ser ofensivo porque en aquella época no estaba escrito con esta intención, pero me hace replantearme que las letras con el paso del tiempo pueden tener otro significado. Me ha hecho cuestionarme mi visión de la canción o de esa palabra en este momento”, explicaba Noemí Galera a los concursantes. “Yo voy a seguir cantando 'mariconez' porque lo tengo asumido así, pero me gusta ver que chicos de veinte – veinticinco años me hacen cuestionarme cosas y yo os quiero dar las gracias por eso. Esa es la juventud que quiero y la juventud que mis hijos tengan como referente. Que la sociedad cambie y no nos quedemos estancados, y que eso sea para mejor”.

Siempre habían intentado vendernos que somos la generación que no hace nada, la generación ni-ni, la del triunfar sin esfuerzo o talento, y parece que una vez más la generación que más bien se debería llamar “superviviente” –por todo lo que hace aunque todo el mundo se empeñe que no es así– nos ha dado a todos un bofetón en la cara a grito (calmado) de “qué estáis haciendo, abrid los ojos”. Ya no es sólo una cuestión de cambiar una palabra de una canción puntual de hace tres décadas, no. Es una cuestión de abrazar una nueva realidad que, aunque incómoda, lucha por la igualdad, por hacer bien las cosas y por escribir su propia historia actualizada. Este es el claro ejemplo de cómo hemos avanzado en cuestiones que, hace 30 años, comenzaron a abrirse camino entre el espino (con Mecano a la cabeza, entre otros). Sólo por eso, canten lo que canten María y Miki el miércoles en la gala de OT 2018, deben llevarse una ovación cerrada y en pie de todo el público.

Te puede interesar Read More




Leave A Comment

More News

Noticias sobre Hombres

GQ Feed

I-Bejar.com: Noticias de

Trendencias Hombre

GQ

Disclaimer and Notice:WorldProNews.com is not the owner of these news or any information published on this site.