Add to favourites
News Local and Global in your language
19th of October 2018

Hombre



El otro gran debate de la tortilla: ¿puede ser plato principal al mediodía?

En GQ vivimos un encarnizado debate que no terminamos de resolver. ¿La tortilla de patatas se puede comer a todas horas o solo a ciertas horas? Vamos a resolver esto ya.

El otro día viajaba en el metro cuando me llegó un Whatsapp de Iago Davila, editor jefe de la web de GQ. Me contaba que esa misma mañana habían mantenido una acalorada discusión en la redacción (bueno, quizá no tan acalorada pero yo me la imagino con música de western) sobre la tortilla de patatas. ¿La clásica disputa sin o concebollista? ¿Una porfía sobre si tomarla melosa, cruda por dentro, ‘baveuse' o, por el contrario, bien hecha? No, discutían sobre si la tortilla de patatas puede ser el plato principal de una comida, o si en su defecto se contempla más como un pincho, aperitivo o cena, es decir, como un plato más ligero.

Para mí no existe tal dilema. ¿Por qué acotar o delimitar el placer? ¿Acaso le dirías a Hacienda que no te devuelva el dinero que te debe? ¿Acaso le dirías a Velázquez: “¡DIEGO, BASTA, DEJA DE PINTAR QUE LO HACES TAN BIEN QUE ADORMECES MIS SENTIDOS!”? ¿Acaso le dirías a Messi que deje de hacer esos obscenos regates? La tortilla vale como primer plato, segundo plato, postre, cena, recena, maestra de ceremonias y madrina de tus hijos. Pero teniendo en cuenta que mi objetividad es nula porque adolezco de un tortillismo desmesurado he decidido consultar a los expertos. Mónica Escudero, editora  de ‘El Comidista’  y gente de bien, opina que “la tortilla de patatas es lo que la gente que no va todo el día en vaqueros llama ‘fondo de armario’. Va bien a cualquier hora y en cualquier situación. ¿Para desayunar? Genial. ¿Pincho a media mañana? Dale. ¿Llegas a casa pedo y queda un poco? No hay plan mejor. Yo lo mismo con la comida y cena. Tortilla sí, tortilla siempre”, afirma. Y nos da un factor clave “supongo que por eso se tarda bastante en hacerla, para darle una oportunidad al resto de las comidas”.

Lo cierto es que hacer una tortilla que no se quede como un muro de hormigón armado requiere mimo y atención y, a menos que seas un volteador muy diestro, mancha lo suficiente como para considerarla el plato estrella del día. “Yo este debate lo abriría en cuanto a la tortilla francesa. ¿Quién se la ha hecho alguna vez para comer al mediodía? No me consta que haya pasado nunca” añade Escudero.

Rafa Antolín, uno de los instagramers gastronómicos más activos y hacedor de tortillas que podrían exponerse en el Museo del Prado, opina justo lo contrario. “Yo cuando como tortilla de patatas es por la tarde, antes de la cena o durante la misma. Siempre la preparo a media tarde, nunca la he presentado a mediodía. ¿Y sabes por qué la hago a esa hora? Porque imagínate que entras en casa después de un día de trabajo. Normalmente abres la puerta y te ibas a la habitación a cambiarte. Pero si entras en casa y hueles a tortilla, vas a la cocina. El olor atrae a todo el mundo”, nos cuenta. La tortilla es un reclamo, “porque el diálogo de una casa se hace alrededor de la mesa”. Rafa  aboga, por tanto, por no servirla como plato principal, “está muy rica de desayuno, fría del día anterior, o de cena recién hecha”. ¿Pero y qué hay de la pereza que da ponerse a cocinar después de una larga jornada laboral? “Yo siempre digo que debes medir el tiempo del que dispones para cocinar. Una tortilla bien hecha lleva una hora, pero mientras tanto puedes ir haciendo otras cosas”.

Una publicación compartida de Chef Rafa (@rafuel55) el 25 Abr, 2018 a las 9:36 PDT

Para concluir mi rigurosa investigación –que en realidad era un intento de reafirmar mi posición, confieso - llamé al cocinero David de Jorge ‘Robinfood’, autor del libro ‘La tortilla de patatas’, en la que viene a decir que la tortilla de patatas es tan grande como Rocío Jurado, “tengo la misma sensación al comerla que cuando miras al cielo y piensas que es el mismo cielo que miraba Calígula, y que la misma tortilla de patatas que estoy comiendo hoy es la misma que comía Echeragay, Ortega y Gasset o Ignacio Zuloaga", dice.

Jorge responde a mi pregunta con un poso de incredulidad, “la tortilla de patatas es el invento más acojonante que ha parido el ser humano, así que no se la puede encasillar en esos apartados tan vulgares –se ríe- que me propones. La tortilla, siempre con cebolla o cebolleta, jugosa, en su justo punto, me gusta para desayunar, almorzar, comer, merendar, cenar, a todas horas”.

Pues eso, debate zanjado. Tortilla a cualquier hora. In saecula saeculorum. Vamos, digo yo.

Te puede interesar Read More




Leave A Comment

More News

Noticias sobre Hombres

GQ Feed

I-Bejar.com: Noticias de

Trendencias Hombre

GQ

Disclaimer and Notice:WorldProNews.com is not the owner of these news or any information published on this site.