Add to favourites
News Local and Global in your language
17th of July 2018

Ciencia



El oxígeno que envuelve el cometa 67P no viene de su superficie

Actualizado 04/07/2018 12:41:12 CET

   MADRID, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El inesperado oxígeno molecular detectado alrededor del cometa 67P no se produce en su superficie, como algunos sugirieron, sino que procede de su interior y, entonces, data de la formación del sistema solar.

   La nave espacial Rosetta de la Agencia Espacial Europea escoltó al cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko en su viaje alrededor del sol desde agosto de 2014 a septiembre de 2016, arrojando una sonda y finalmente chocando contra su superficie.

   Cuando el cometa está lo suficientemente cerca del sol, el hielo en su superficie 'sublima' - se transforma de sólido a gas - formando una atmósfera de gas llamada coma. El análisis del coma por instrumentos en Rosetta reveló que contenía no solo agua, monóxido de carbono y dióxido de carbono, como se anticipó, sino también oxígeno molecular.

   El oxígeno molecular consta de dos átomos de oxígeno unidos, y en la Tierra es esencial para la vida, donde se produce mediante la fotosíntesis. Se ha detectado previamente alrededor de algunas de las lunas heladas de Júpiter, pero no se esperaba que se encontrara alrededor de un cometa.

4.600 MILLONES DE AÑOS

   El equipo científico de Rosetta informó originalmente que el oxígeno probablemente provenía del cuerpo principal o núcleo del cometa. Esto significaba que era "primordial", que ya estaba presente cuando el cometa se formó al comienzo del Sistema Solar hace 4.600 millones de años.

   Sin embargo, un grupo de investigadores externos sugirió que podría haber una fuente diferente de oxígeno molecular en los cometas. Habían descubierto una nueva forma de producir oxígeno molecular en el espacio desencadenado por iones energéticos: moléculas cargadas eléctricamente. Propusieron que las reacciones con iones energéticos en la superficie del cometa 67P podrían ser la fuente del oxígeno molecular detectado.

   Ahora, los miembros del equipo de Rosetta han analizado los datos sobre el oxígeno de 67P a la luz de la nueva teoría. En un artículo publicado en Nature Communications y dirigido por los físicos del Imperial College de Londres, informan que el mecanismo propuesto para producir oxígeno en la superficie del cometa no es suficiente para explicar los niveles observados en la coma.

   El autor principal, Kevin Heritier, del Departamento de Física de Imperial, dijo en un comunicado: "La primera detección de oxígeno molecular en coma de 67P fue muy sorprendente y emocionante".

   "Probamos la nueva teoría de la producción de oxígeno molecular superficial utilizando observaciones de iones energéticos, partículas que desencadenan los procesos de la superficie que podrían conducir a la producción de oxígeno molecular. Encontramos que la cantidad de iones energéticos presentes no podía producir suficiente oxígeno molecular para dar cuenta para la cantidad de oxígeno molecular observada en la coma".

   Marina Galand, del Departamento de Física de Imperial y Co-Investigadora Científica del Consorcio de Plasma Rosetta, agregó: "La generación de oxígeno molecular en la superficie puede ocurrir en 67P, pero la mayoría del oxígeno molecular en la coma es no producido a través de dicho proceso".

   El nuevo análisis es consistente con la conclusión original del equipo, que el oxígeno molecular es muy probablemente primordial. Se han propuesto otras teorías, y todavía no se pueden descartar, pero la teoría primordial actualmente se ajusta mejor a los datos.

   Esto también es respaldado por teorías recientes que revisaron la formación del oxígeno molecular en nubes oscuras y la presencia de oxígeno molecular en el Sistema Solar primitivo. En este modelo, el oxígeno molecular creado se congeló en pequeños granos de polvo. Estos granos recolectaron más material, eventualmente construyendo el cometa y bloqueando el oxígeno en el núcleo.

Read More




Leave A Comment

More News

Europa Press - Ciencia

Ciencia, El Siglo de

Tema Ciencia (c) | EL PAÍS

Ciencia

Disclaimer and Notice:WorldProNews.com is not the owner of these news or any information published on this site.