Add to favourites
News Local and Global in your language
17th of July 2018

Deportes



Con polémica arbitral, Inglaterra avanza a cuartos

La polémica arbitral, un gol anulado injustamente, además de un discutido penalti se combinaron con dos fallas en la serie de penales y Colombia, después de empatar en el último minuto 1-1 para mandar a tiempos extras, cayó en serie de penales por 4-3 ante Inglaterra, que avanzó a los cuartos de final del Campeonato Mundial de Rusia 2018.

Sin su jugador emblema, James Rodríguez, el planteamiento inicial del técnico argentino José Pékerman fue un tanto defensivo, ya que colocó a tres volantes de recuperación y cedió el balón a los ingleses para protegerse ante el talento del “Equipo de la Rosa”, como lo desplegado por Raheem Sterling, el veloz delantero de origen jamaiquino.

Al minuto 38, Inglaterra propició la primera opción de gol, en un cobro de tiro libre de Kieran Trippier, que pasó muy cerca del arco colombiano, luego que se sancionó un cabezazo de Wilmer Barrios a Jordan Henderson, que se marcó gracias a la colaboración del VAR (Video Asistance Referee).

Con Colombia bajo asedio continuo y un tanto limitado al frente, ya que Radamel Falcao luchó prácticamente solo contra la zaga inglesa, el marcador terminó empatado sin goles en los primeros 45 minutos en la Otkrytie Arena de Moscú.

Ya en la parte complementaria, en un cobro de tiro de esquina a favor del conjunto británico, vino un jaloneo entre Harry Kane y Carlos Sánchez, que el árbitro estadunidense Mike Geiger, en su primera decisión polémica, sancionó como penal a favor de los ingleses, siendo que la primera falta la cometió el delantero del Tottenham. 

Después de una discusión acalorada en la que los colombianos solicitaban el uso del VAR, al 54’, el propio Kane tomó el balón y lo cobró al centro, el arquero David Ospina se lanzó a un lado y estuvo a punto de desviar con el pie, con lo que el atacante puso el 1-0 y se confirmó como líder de goleo con seis anotaciones en esta Copa del Mundo.

Vino la reacción colombiana con algunos movimientos, como los ingresos de Carlos Bacca y Matheus Uribe, pero siguió la polémica arbitral:

En un saque de banda a favor de Inglaterra, John Stones puso en juego el balón por la lateral hacia Harry Maguire, quien no vio la acción, por lo que la pelota la tomó Falcao por la derecha, cedió a Bacca y éste anotó, pero el silbante invalidó la anotación inexplicablemente.

La desesperación y los reclamos colombianos se vinieron en cascada, lo que intentó resolver el árbitro con tarjetas amarillas por doquier; Geiger sancionaba faltas a los ingleses y amonestaba, mientras que en jugadas similares contra Colombia, el árbitro dejó correr las acciones, en una clara tendencia contra los sudamericanos.

Además, el silbante les permitía a los de la isla británica hacer tiempo deliberadamente y cuando ya se hacían con la victoria, el mediocampista del América de México, Matheus Uribe, prendió un disparo desde tres cuartos de cancha al ángulo que el portero Jordan Pickford envió a tiro de esquina con un lance espectacular, el preludio a un cierre de locura.

Para buscar el gol del empate, hasta el portero Ospina se sumó al ataque; fue cuando, entre todos, el que más se elevó fue el central Yerry Mina, quien remató picado contra el césped para clavar el balón al ángulo superior y marcar el 1-1 que desató la euforia en las tribunas repletas de colombianos, y que mandó el juego a tiempos extras.

Para el tiempo añadido, los papeles se invirtieron y fue la Selección Colombiana la que más buscó el tanto con acometidas por las bandas que siempre terminaban con remates a portería, pero sin la dirección adecuada, por lo que el 1-1 se mantuvo en toda la primera mitad del alargue.

En el complemento, los ingleses retomaron el control de las acciones y estuvieron más cerca de romper la paridad con un aguerrido Jamie Vardy, que fue el cuarto cambio inglés, lo que generó espacios para que se produjeran remates de peligro sobre la meta “Cafetera” que resistió todos los embates de la fuerza área británica y todo se definió en serie de penales.

Para la tanda de penas máximas, el gran héroe fue el guardameta Pickford al detener un penal a Carlos Bacca con una sensacional atajada y dejar la mesa puesta para que Eric Dier anotara su lanzamiento, para sellar la victoria inglesa por 4-3 desde los once pasos.

Por Colombia, Uribe también falló su lanzamiento desde el manchón penal, al estrellar el esférico en el travesaño, ya que Ospina había atajado de estupenda manera una ejecución de los ingleses.

El árbitro del encuentro fue el norteamericano Mark Geiger, quien tuvo una pésima labor, completamente tendenciosa a favor de Inglaterra y repartió amarillas a Barrios (41), Arias (51), Carlos Sánchez (54), Falcao (63), Bacca (64) y Cuadrado (117) de Colombia, y por los ingleses solamente a Hernderson (56) y Lingard (69).

La selección inglesa se medirá en los cuartos de final de Rusia 2018 a Suecia, mientras que Colombia quedó eliminada.

Imprimir

Read More




Leave A Comment

More News

La Crónica de Hoy -

informador.com.mx - Deportes

Deportes, El Siglo de

Disclaimer and Notice:WorldProNews.com is not the owner of these news or any information published on this site.